¡Una península de cocina digna de envidia! 15 ideas rústicas muy originales

| |

¡Una península rústica para la cocina! 15 ideas muy originales


Elegir una cocina con península significa optar por una solución versátil y extremadamente funcional, que brinda la posibilidad de redefinir la habitabilidad de un ambiente. La cocina con la península es realmente buena incluso cuando tienes un «espacio abierto». La península, de hecho, actúa como un divisor entre la zona donde se come y la sala de estar. Existen diferentes tipos de penínsulas, todas adaptables al estilo y estado de ánimo de tu cocina.

Hay penínsulas que actúan como mesa de cocina, cómodas y espaciosas, capaces de albergar a más personas; luego aquí están las penínsulas que actúan como superficies de trabajo, sobre las que preparar la comida y luego, por qué no, también consumirla. También hay penínsulas con encimeras y fregaderos, que verdaderamente se convierten en el punto focal de la cocina. La península completa el espacio, lo realza, crea un movimiento estético y arquitectónico de enorme impacto visual, que nunca se cansa.

Tener una cocina con península es una ventaja, porque se pueden separar estancias grandes y tener una encimera realmente super útil. La península, como ya hemos dicho, puede ser un banco de trabajo pero también una mesa y, por tanto, sustituir a la zona de comedor por excelencia, sobre todo si tienes que hacer una comida informal, incluso con amigos. Puede convertirse en un excelente espacio para compartir con los niños, para sus actividades de juego o estudio y también se convierte en un área de trabajo, cuando hay que hacer malabares con ocupaciones culinarias y laborales.

Ven y descubre las 15 ideas originales y poco convencionales que tenemos reservadas para ti… diviértete.

15 penínsulas rústicas para la cocina

Dos tablas de madera, una rama y una pared de ladrillos rojos: cuando la península nació del encuentro entre creatividad y destreza.

Península de mampostería de estilo rústico con pilares de madera.

La península también se convierte en una mesa para comer, en un momento de pura convivencia.

Isla de cocina de mampostería con revestimiento de piedra

La península sabe crear un movimiento estructural y estético que desquicia lo “ya visto” y se reserva un enorme impacto visual.

La península también se puede crear por su cuenta, inspirándose en la naturaleza, con madera, por ejemplo, que se moldea según las necesidades.

Península rústica original con troncos de madera

Una península de ambiente rústico, con una hermosa encimera de mármol: la cocina se realza en todos los aspectos intrínsecos.

Península y encimera con fregadero: combinar practicidad y estética es siempre la mejor opción que a la larga resulta ganadora.

Una península enorme para una cocina grande: ¡la encimera de mármol y la base de mampostería son las más hermosas que se pueden ver en una cocina de estilo rústico!

Isla de cocina de estilo rústico con revestimiento de piedra natural

Todavía mucha madera, de un estilo casi artístico, para una península de la que se habla y llama la atención, como si se tratara de una pequeña obra de arte.

Península de cocina realizada con troncos de madera natural

Adecuado para un refugio de montaña, quizás pequeño, donde los espacios buscan la optimización, la península es la solución que reúne a todos en la cocina.

La península que envuelve como un abrazo circular y sólido, para poder hacer de todo, trabajar, comer, estudiar … estar juntos.

¿Por qué renunciar a una península si tienes una cocina pequeña? Incluso en un espacio pequeño, esta es la mejor solución, especialmente como un separador funcional entre habitaciones.

Hermosa península rústica con vigas de madera.

La península se convierte en una ventana que conecta dos mundos, la cocina y el salón: ¡la encimera es todo lo que quieres!

¡Qué bonita esta península de madera, que casi esconde la cocina, convirtiéndose en un auténtico mueble, tan importante como un mueble!

Esta península es sencilla de hacer incluso con un gran lavabo: porque la practicidad cuesta poco y es fácil de hacer.

Mármoles y ladrillos: la península que nos gusta, porque nos da una idea de solidez duradera y una sensación de belleza que nunca se desvanece.


Ver también: Cocinas con isla: 30 ideas modernas para una cocina de ensueño

Deja un comentario

diecinueve + diecinueve =