6 consejos para elegir el sofá perfecto para tu hogar | Todo sobre reforma y decoración

| |

Si tienes un mueble querido por la familia, ¡puedes apostar que es el sofá! Y elegirlo está lejos de ser una simple misión, es necesario analizar varios criterios y estar al tanto de las Tendencias para encontrar el mejor modelo para tu hogar,

Debido a la diversidad de opciones y estilos, con diferentes colores, tejidos y tipos de asientos, esa sensación de indecisión al golpear el martillo es natural. Entonces, para ayudarte a elegir el sofá perfecto y dejar tu sala de estar como siempre quisiste, hemos separado 6 consejos imperdibles. ¡Síganos!

1. Considere el estilo de su decoración

Para componer tu decoración, dejando el espacio hermoso y disfrutando de una habitación práctica, es fundamental asegurar la armonía entre todos los elementos. Los sofás son los elementos que, justificados por su tamaño, destacan de forma natural en el entorno, por lo que es fundamental valorar el impacto visual de las opciones.

Si va a comenzar a configurar la habitación y tiene preferencia por piezas vintage, por ejemplo, el sofá debe seguir esta línea, así como el resto de elementos. Ahora bien, si tu habitación ya está lista y solo falta una, elegir un estilo muy divergente puede comprometer el equilibrio y la belleza de la habitación.

2. Elige el modelo de sofá

Entre los criterios que implican la elección del sofá, se encuentran los diferentes modelos. Debes considerar la propuesta de la decoración, el lugar donde la instalarás y los hábitos de las personas de la casa. Entonces, conozca las características y funcionalidades de cada tipo.

Tradicional

Son los modelos más habituales, los de dos y tres plazas. En la mayoría de los casos se utiliza la combinación de un modelo con tres plazas y otro con dos. Las variaciones de la estructura están en la altura de los pies y en los asientos, que pueden ser fijos o sueltos.

Sofa cama

Ideal para quienes visitan con frecuencia y no tienen habitación de invitados o no tienen mucho espacio en casa. Puedes instalarlo en el salón o en la sala de televisión. En cuanto a la fabricación, el diferencial del sofá cama radica en la comodidad, ya que está fabricado con materiales más suaves, como la espuma.

Retráctil o reclinable

Son muy cómodas, se ajustan como un guante para la sala de televisión y además son muy versátiles. Se pueden recopilar para promover la circulación por el entorno y mantenerlo organizado, por ejemplo, para recibir visitantes.

La posibilidad de reclinarlo favorece mucho la comodidad, convirtiéndolo en uno de los modelos preferidos en la actualidad.

Inflable

Ideal para aquellos que no tienen mucho espacio en la habitación. Puede almacenarlo cuando no esté en uso. Como no es una pieza que forme necesariamente parte del entorno, tienes la posibilidad de atreverte un poco más en colores y estampados.

Sin embargo, si tienes niños o mascotas en casa, el sofá inflable puede ser una elección arriesgada.

Sofá de esquina

Se trata de sofás en forma de “L”, que aprovechan bien el espacio de la habitación. Es una buena opción para quienes desean un modelo con más asientos y un ambiente reducido. Presta mucha atención al punto de la habitación donde lo vas a dejar, para no perturbar el paso o incluso entrar en conflicto con la puerta.

Sofá con chaise

Cómodos y versátiles, los sofás con chaise son aquellos con extensión de asiento. Puedes usarlo para estirar las piernas y descansar mejor. Hay modelos que vienen con un sillón retráctil, por lo que ocupa menos espacio a diario. Si no es así, quedan bien como mesa de centro y puff.

Pero ojo: si tu habitación es realmente pequeña, es mejor elegir otro tipo de sofá, ya que este modelo requiere más espacio.

3. Definir matices y colores

El color de un sofá es tan determinante como el color de la pared en la construcción del ambiente, y la punta comienza por planificar la armonía con la decoración.

Cada tono tiene un efecto en el espacio: los colores fríos dan la idea de más tranquilidad. A su vez, los calientes transmiten la sensación de calidez. Los colores vibrantes dan más energía al lugar y los tonos pastel hacen que el espacio parezca más grande.

El equilibrio entre tonos es la opción más segura para no cometer errores. ¿El lugar ya tiene muchos objetos, cuadros y paredes en colores vivos? Prefiere los colores más claros y fríos. Tu decoración es más ligera, más ¿limpio? Quizás sea el momento de apostar por colores fuertes y vibrantes o incluso un estampado para tu sofá.

Por último, pero no menos importante, ¡recuerda las almohadas artificiales! Es un objeto decorativo que combina bien con los muebles. Y aún agrega practicidad a la composición, después de todo, es mucho más simple cambiar el color de los cojines que volver a elegir el sofá.

4.Elige bien la tela

Cuando tenemos niños y animales en casa, lo que debemos tener en cuenta es la practicidad. Dado que, por supuesto, la limpieza del sofá será más frecuente, las telas impermeables son comodines. Pero, si tu situación es diferente, ¡el cielo es el límite!

Las telas de los sofás son las más diversas y pueden hacer que su sala de estar sea aún más sofisticada. Los más conocidos son:

  • Sintético: fácil de limpiar y no acumula polvo;
  • Chenilla: es suave y confortable, pero difícil de limpiar;
  • Ante: es incluso más suave que la felpilla y más práctica de limpiar. Está en aumento;
  • Jacquard: el que trae los estampados ya en su propia creación. Los diseños están grabados en relieve y parecen bordados;
  • Terciopelo: es cómodo y le da un aire de elegancia y sofisticación al ambiente. Es más difícil de lavar.
  • Corino: es un tejido considerado más ecológico y reemplaza bien al cuero. Fácil de limpiar, está aumentando entre los consumidores.

5. Analiza el tipo de tapizado

El tipo de cocina también determina el estilo del sofá. Para dar un tono retro y refinado a los muebles, la tapicería en botones y capitonê son las mejores opciones. Estas técnicas utilizan materiales que se adhieren al tapizado formando figuras geométricas.

¿Y cuál es la diferencia entre ellos? El capitonê está hecho con cordones y el “diseño” depende de la distancia entre los puntos donde se fijará. El botón está hecho con botones que están profundamente adheridos al acolchado. Las cifras se definen según la disposición de los botones.

6. Mide tu espacio antes de elegir el sofá

Preste mucha atención a este aspecto. Tener las medidas exactas del tamaño de la habitación y el lugar donde quieres colocar los muebles es fundamental. ¿Te imaginas enamorarte de una modelo que no encaja en el espacio que tienes? ¿O elegir un sofá que no se pueda desmontar y que no pase por la puerta? Por lo menos, sería frustrante.

Comprar un sofá antes de asegurarte de que el espacio contiene la pieza es bastante arriesgado. Se recomienda medir todo con cuidado, para evitar dolores de cabeza.

Y si vas a colocar sillones en el salón, considera también un espacio cómodo entre ellos y el sofá para facilitar el movimiento de las personas.

Otro consejo interesante es comprobar la disponibilidad de espacio para reubicarlo, en caso de que quieras variar la posición del mueble.

Decorar la casa y dejar tu rincón a tu manera siempre es un placer. Y también puede ser más práctico. Elegir el sofá es una parte importante para configurar la decoración y ofrecer comodidad para usted, su familia y sus visitantes.

Entonces, aprovecha los consejos y elige un sofá hermosa y de buena calidad. Para continuar siguiendo nuestro contenido y estar al tanto de las novedades, suscríbete ahora a nuestro boletín.

Deja un comentario

19 + quince =